(55) 5236-5420

01-800 849 20 89

Servicio Express a todo el Pais

Jarras para café

 

Consejos para hacer la mejor taza de café.

jarra

El agua fría

El café es 98% agua por lo que sólo tiene sentido utilizar agua filtrada. Si utiliza agua del grifo, tenga una botella guardada en el refrigerador. Si hay algunos sedimentos o impurezas, que se depositan en el fondo del agua más fría, ya que la mejor temperatura para preparar el café es de entre 95 y 115 grados C. Pero cuál es el motivo principal de utilizar el agua fría si el café se sirve caliente, pues bien si conservamos el agua fría evitaremos que esta se estropee y adquiera mal sabor además al estar fría ayudamos a que los residuos que pueda tener se depositen en el fondo de la jarra donde la tenemos, evitando que pasen a la cafetera.

 

El molido del café

Evite el uso de café molido si es posible. Los aceites saborizantes se evaporan rápidamente después de que el café se muele, dejando el sabor rancio o débil. Piense en cuánto tiempo puede pasar el café en una bolsa molido, ya que este por lo general se guarda en los estantes de los comestibles. Trate de usar café en grano y molerlo en el mismo momento en que se va a utilizar. Si está utiliza una amoladora de lámina de café preparado, debe moler los granos unos 15 a 20 segundos. Un molinillo debe tener un ajuste para conseguir el tamaño de grano óptimo para la preparación.

 

Almacenamiento del café una vez hecho.

Un lugar térmico es ideal y la mejor manera de almacenar su café. Guarde su café en jaras para café especialmente diseñadas para ello, no utilice cualquier recipiente que tenga a mano, lo mejor es que este recipiente o jarra sea térmico, esto quiere decir que aguante el calor del líquido que se introduzca en su interior, conservando los aromas y la temperatura, este recipiente de be poder cerrarse o sellarse, si usted recaliente el café una vez echo este perderá el aroma y su estupendo gusto por uno más parecido al quemado.